Bienestar y Salud

Adquiere El Hábito De Beber Agua

El agua es un elemento vital en nuestro cuerpo y es muy saludable beberla.

beber aguaEl cuerpo humano puede durar semanas sin comida, pero sólo unos días sin agua. El cuerpo está compuesto aproximadamente de 55 a 75 % de agua. El agua constituye la base de la sangre, los jugos digestivos, la orina, el sudor y también se encuentra en el músculo magro, grasa y huesos.

Como el cuerpo no puede almacenar agua, necesitamos fuentes frescas todos los días para compensar lo que ha consumido nuestro cuerpo en los pulmones, la piel, la orina y las heces. El agua es necesaria para mantener la salud y la integridad de cada célula en el cuerpo, mantener el flujo sanguíneo para que fluya a través de los vasos sanguíneos, ayuda a eliminar los subproductos del metabolismo del cuerpo, ayuda a eliminar las toxinas, regular la temperatura corporal a través del sudor, lubricar las articulaciones, llevar nutrientes y oxígeno a las células del cuerpo; sólo por nombrar algunos procesos. Beber agua refrescante y limpia, juega un papel importante en la reducción del riesgo de ciertas enfermedades.

La pérdida de agua corporal a través de la orina, se aumenta en gran medida por la ingestión de bebidas alcohólicas y cafeína. Estas bebidas tienen un efecto diurético, es decir, que estimulan los riñones para excretar más orina. No sólo se pierde agua, sino que también se pierden vitaminas hidrosolubles, como la vitamina C, vitamina B (tiamina) y otras del complejo B. Por cada bebida con cafeína o alcohol que usted beba, es necesario añadir un vaso adicional de agua pura.

Una dieta con muchas frutas y hortalizas suministra aproximadamente 4 tazas de agua por día. Incluso con esta dieta saludable, es necesario beber adicionalmente de 6 a 8 tazas de agua por día para abastecer de agua suficiente al cuerpo y satisfacer las necesidades diarias del organismo. La deshidratación se produce cuando el contenido de agua en el cuerpo es muy baja. Esto se puede solucionar si anticipadamente se aumenta la ingesta de líquidos.

Los síntomas de la deshidratación incluyen dolores de cabeza, letargo, cambios de humor y respuestas lentas, resequedad de las fosas nasales, los labios secos o agrietados, orina de color oscuro, debilidad, cansancio, confusión y alucinaciones. Con el tiempo se deja de orinar, los riñones fallan y el cuerpo no puede eliminar los productos tóxicos de desecho. En casos extremos, esto puede causar la muerte.

Se requieren consumir aproximadamente de seis a ocho vasos diarios de una variedad de líquidos, pero si son de agua es mucho mejor. Más de ocho vasos pueden ser necesarios para las personas físicamente activas, los niños, las personas en ambientes cálidos o húmedos y las mujeres que amamantan. Menos agua puede ser necesaria para las personas sedentarias, las personas que están en un ambiente frío o las personas que consumen una gran cantidad de alimentos altos en contenido de agua.

To Top