Bienestar y Salud

Al levantar pesas debes saber cuando parar

La práctica del fisiculturismo es una de las maneras más simples y efectivas para bajar de peso y ponerte en forma. El entrenamiento con pesas no sólo ayuda a reducir la grasa, sino también a ganar y definir los músculos y mejorar el metabolismo del practicante. Aunque parezca fácil, los errores que hacen los individuos al practicarla hacen que todo sea más complicado.

El entrenamiento de fuerza requiere un esfuerzo sustancial por parte del practicante. Estos deben practicarse de manera continua y persistente por varias semanas para llegar a ver los resultados, que, en la mayoría de los casos no se ven. Sin embargo, a veces el problema es el opuesto – no saber cuando parar.

El deseo de alcanzar las metas que te trazaste conduce, en primer lugar, a la práctica de la musculación y nunca estar conforme con la masa muscular alcanzada, eventualmente coloca a los practicantes en fisiculturismo en situaciones complicadas. La exageración en la duración de la formación son los errores más comunes. En algún momento, ya no están haciendo ejercicio, pero a riesgo de una lesión grave.

Cualquier tipo de ejercicio, si se realiza en cantidades exageradas, en última instancia, deja de divertir al practicante y lo convierte en un problema grave.

Y no sólo es el cuerpo que requiere descanso. A veces, vale la pena hacer una pausa para reflexionar si hemos de enfrentar el ejercicio físico en la mejor manera, si vale la pena cambiar algo o si, por el contrario, nos sentimos bien con el entrenamiento y podemos continuar.

Del mismo modo, hay que ser conscientes de la importancia que tiene el descanso del levantamiento de pesas. Es en los días de descanso que los músculos que se trabajan duro en el gimnasio son moldeados. Es decir, cuando se hace la planificación del entrenamiento debe incluirse los días de descanso, suficientes en número en comparación con la cantidad de días que vayas al gimnasio.

Si quieres aprovechar al máximo los efectos de la práctica de la musculación, entrena tres o cuatro veces a la semana en sesiones con una hora de duración. En los días de descanso, si quiere mantenerse activo, mantente alejado de la gimnasia – pasea, corre o monta bicicleta. Básicamente, diviértete.

Es importante que junto con el entrenador sepas cuando parar el levantamiento de pesas en cada jornada. Al principio siempre es bueno ir de a poco e ir con el transcurso de las semanas aumentando las sesiones y repeticiones, al mismo tiempo que vayas aumentando el peso. Llega un tiempo en que ya tu cuerpo con la masa muscular alta pares al menos los días que vas al gimnasio a levantar presa. Nunca consumas esteroides anabólicos de los que se inyectan ya que conllevan graves consecuencias a tu organismo, sobre todo a los testículos.

Es bueno que para luego parar el levantamiento de pesas excesivo, al principio te traces metas con el tamaño que quieras alcanzar en cada parte del cuerpo. Cuando alcances esos tamaños solo debes hacer rutinas de mantenimiento.

To Top