Bebes

Cita con el pediatra: revisiones médicas obligatorias

Ver a tu hijo nacer produce una sensación de ternura indescriptible, pero, también hay que tener en cuenta que el bebé está en proceso de desarrollo, por lo que necesita algunas revisiones médicas obligatorias.

Al nacer

Se realiza el Test de Apgar inmediatamente tras del parto, y se repite la revisión cinco minutos después. Se valora:

  • La frecuencia cardiaca y respiración del recién nacido.
  • Su tono muscular.
  • El color de su piel.
  • Su respuesta a los estímulos externos.

También se revisa el peso del bebé, que normalmente es entre 2500 y 4500 KG; la altura del pequeño, que debe ser entre 48 y 52 cm; y finalmente, el perímetro de su cráneo, que es normal el de 35 cm. Para terminar, se aplica unas gotas en los ojos del bebé, para evitar la conjuntivitis.

Horas después

  • En las primeras 24 horas, el pediatra realiza un examen exhaustivo para verificar:
  • Estado de la fontanela (zona blanda de la coronilla).
  • Simetría de los ojos, la boca y las clavículas.
  • Movimiento correcto del tórax.
  • Caderas, para descartar dislocaciones de un hueso.
  • Ausculta el corazón y los pulmones.

Esta revisión se realiza en cada visita al pediatra durante el primer año. Además, se extrae una gota de sangre para descartar posibles enfermedades, y se pincha el talón, examen que se repite a cuatro días después, y permite verificar si el niño no padece de fenilcetonuria (enfermedad metabólica que, al tratarla a tiempo, es fácil eliminarla y no deja secuelas).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top