Bebes

Cómo recuperar la forma física después del parto

recuperar forma fisica parto

El nacimiento es la cosa más maravillosa que le puede pasar a una mujer, pero no siempre es beneficiosa para el cuerpo ya que conlleva cambios importantes y modificaciones a los que la mujer está expuesta y debe adaptarse a ellos para seguir adelante.

Por encima de todo, tienes que pensar de manera positiva, ser optimista y no torturar tu cuerpo con dietas dolorosas y poco eficaces que pueden llevarte a estados de ánimos depresivos y poco sociables. Sin importar cuantos kilos ganes de más, recuerda que todo se puede arreglar y ahora lo más importante es que te sientas bien contigo misma para que tu bebé pueda crecer sano y feliz.  Hay algunos consejos y trucos que te permitirán recuperar tu físico de manera rápida y eficaz después del parto.

Empieza a salir de paseo con tu bebé todos los días por el parque o por sitios tranquilos con poco ruido. Los paseos son útiles tanto para el niño como para ti  porque te ayudan a consumir energía, especialmente si son largos. El aire fresco te hará sentir relajada y fresca.

 

Ve de compras siempre que puedas y tengas tiempo libre, lo que te llenará de emociones positivas y te ayudará a quemar calorías. Si todavía no has recuperado tu tamaño anterior y no deseas comprar ropa hasta conseguir ese objetivo, puedes enfocar toda tu atención a las compras de accesorios.

Es imprescindible que empieces a hacer algunos ejercicios diarios y si puedes visitar el gimnasio, ¡todavía mejor! Comienza con ejercicios ligeros y suaves que no impliquen la carga excesiva y el cansancio continuo. No importa el ejercicio que hagas,  lo que importa es moverse y hacer algún deporte. Los más populares y realizados por las mujeres son ejercicios de abdominales y aquellos que sirven para tonificar las piernas y los glúteos. Éstos pueden ser realizados en casa, mientras el bebé duerme pero se recomienda ir al gimnasio mínimo una o dos veces a la semana.

Si dispones de tiempo y de recursos es aconsejable visitar una vez al mes a un esteticista y a un masajista. Esto hará que te sientas bien y conseguirá que te relajes, solo debes encontrar un poco de tiempo para ti misma y desconectar de las tareas rutinarias.

El sueño es muy importante para ti en esta etapa. Debes dormir suficientes horas para lucir sana y evitar el aspecto cansado. Se recomienda también echar la siesta siempre y cuando el bebé lo permita.

Comer sano. Selecciona de forma cuidadosa tu menú incluyendo alimentos nutritivos lo que es muy importante, especialmente si estás amamantando a tu niño. También es importante para ti para evitar problemas de salud y otros como la caída del cabello o el estreñimiento. Amamantar a tu bebé te permite quemar un montón de calorías y a proteger a tu hijo de un montón de enfermedades. Tu cuerpo también se recuperará de esta manera más rápidamente después del nacimiento.

Apúntate a un curso ya que relacionarte y socializar te ayudará a no pensar tanto y evitará que caigas en la depresión, además sentirás que estás haciendo algo útil para ti misma.

Mantente en contacto con tus amigos y sal con ellos siempre y cuando dispongas de tiempo o te sientas agobiada con tus obligaciones. Esto te ayudará a adaptarte de manera más rápida a tu situación actual y a recuperar tu estilo de vida anterior.

Si te estás preguntando cómo encontrar tiempo suficiente para todas estas cosas, recuerda que siempre se puede hacer algo para planificar tu día. Solo debes contar con el apoyo de todos tus familiares y cercanos para criar a tu bebé y ayudarle a crecer sano y feliz, rodeado de sus personas queridas.

To Top