Psicología y autoayuda

Cómo sobreponerse y combatir el estrés

combatir el estrés

Combatir el estrés, el estrés es el mecanismo de control que utiliza nuestro cuerpo para hacer frente a las ocasiones que requieren un extra de acción y para ello utiliza una combinación específicas de hormonas que se encargan de aumentar la agudeza en los sentidos y mejorar la respuesta de reacción, pero el problema se deriva cuando las personas se vuelven adictas a las hormonas del estrés permaneciendo en un continuo estado de alteración que puede provocar cambios de humor y trastornos maníaco depresivos.

 

Algunas personas parecen tener una predisposición genética al estrés no saben controlarlo y lo manifiestan habitualmente en sus conductas rutinarias, es lo que popularmente se conoce como “un manojo de nervios”,personas que se encuentran continuamente en estado de alteración y presentan una rápida respuesta casi compulsiva ante cualquier estímulo

 

 

Vivir en un estado de estrés permanente puede causar trastornos en el estado del ánimo y la personalidad e incluso provocar estados carenciales que se manifiestan en cambios repentinos de humor, agresividad desmedida y apatía porque nadie puede mantenerse en ese estado permanentemente.

 

Lo peor de estos casos es que hasta llegar a la raíz del problema, se pierde mucho tiempo en el proceso descartando patologías o enfermedades que pudieran estar influyendo en el estado anímico, pero una vez determinado el problema, tan sólo es necesario adoptar las pautas para combatir el estrés y medir el tiempo de respuesta para incrementar la resistencia.

 

Esto se consigue introduciendo hábitos en la rutina diaria que nos ayuden a controlar el estrés y que serán de diferente aplicación según el origen o punto de partida que desencadene las reacciones derivadas del estrés como melancolía, ira, cólera eligiendo el tratamiento adecuado en cada caso.

 

Algunas medidas coadyuvantes al tratamiento que se suelen adoptar generalmente para combatir el estrés y nerviosismo en una persona son :

 

  • ·Reducir los excitantes como café y tabaco
  • ·Terapias de relajación como Yoga o Tai Chi
  • ·Música relajante
  • ·Diario de actividades para detectar el foco de las reacciones.
  • ·Compartir sentimientos y emociones con los demás.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top