Bienestar y Salud

El Crecimiento y Desarrollo del niño

Una de las más gratas recompensas de la paternidad consiste en observar cómo crecen y el desarrollo del niño. Es difícil exagerar la emoción que los padres sienten al presenciar los primeros pasos de su pequeño niño o al escuchar sus primeras palabras. A medida que transcurren los años, el álbum de recuerdos llega a cobrar tanta importancia como la obra de un autor predilecto. Las películas caseras están en una categoría muy por encima de las cintas galardoneadas con los más famosos premios internacionales. Un Van Gogh auténtico no es más valioso que un lindo dibujo hecho por el niño.

 

Los padres de familia sin interés ni aptitud para la historia de pronto se convierten en meticulosos narradores de la vida y Desarrollo del niño. El momento preciso del primer paso, de la primera palabra, de la primera fiesta de cumpleaños y, más tarde, de la primera “cita amorosa” permanecen vivamente en la memoria mucho después de haberse olvidado la fecha del descubrimiento de América.

Como otros historiadores, recuerdan en especial las batallas: la lactancia materna, la de prescindir del pañal.

 

Trascendentales pactos y tratados tienen, asimismo, sus fechas conmemorativas. Y los padres también avanzan. Aprenden a manejar los traumas del osito decapitado, de los fantasmas en la oscuridad, de los amigos que dicen adiós y de las enfermedades, tanto de hermanos y hermanas como de las mascotas. En sólo unos años, los padres presencian el crecimiento de sus hijos de la dependencia total a la independencia absoluta.

 

Es divertido observar cómo crecen los niños, pero en ocasiones también es angustioso. A los padres los embarga fácilmente la preocupación porque sus hijos no se desarrollan como es debido, aunque a veces sus temores sean infundados. Como sociedad, a menudo parece que nos preocupa predecir el éxito que alcanzarán nuestros hijos en el futuro. El niño que arroja una pelota desde muy corta edad provoca entusiasmo (cosa muy explicable), pero este hecho no necesariamente significa que al pequeño le espera una brillante carrera en el deporte.

 

Y los niños muy precoces para la lectura pueden estar destinados a interesarse en la mecánica o en el arte, más que en el camino de la erudición. Buena parte de las obras sobre el desarrollo infantil escritas hace varias décadas, todavía se utilizan para pronosticar el desenvolvimiento del niño. No existen las “bolas de cristal”. Es por tal razón la importancia de estar pendiente pero sin exgerar bien bienestar físico y mental de Desarrollo del niño sin exagerar claro.

To Top