Bienestar y Salud

Explicación bioquímica de por qué correr nos hace más felices

Seguramente, como muchos, habrás sentido una gran sensación de bienestar inmediatamente después de realizar una actividad física al aire libre, sobre todo después de correr por unos minutos. Pero ¿qué hay detrás de la sensación de bienestar y la actividad física? Estas son las razones bioquímicas de por qué correr puede hacerte feliz.

Mucho se habla sobre la alegría de correr, ese agradable sentimiento de liberación y el incremento en la energía que la mayoría de los corredores a menudo experimentan no es sólo una cuestión de endorfinas. Un estudio llevado a cabo en el Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal demuestra que la dopamina cumple un rol protagónico en la alegría presente en los corredores. Cabe resaltar que la dopamina es un neurotransmisor que tiene una actuación principal en la motivación.

>  Qué son las arritmias cardíacas y aprende a cómo tratarlas

Gran parte de la sensación de bienestar que tenemos luego de realizar ejercicios que requieren de esfuerzo físico es controlada la leptina, que es una hormona con una función significativa durante el metabolismo. La leptina tiene un rol inhibidor en la actividad física, este proceso se lleva a cabo a través de la síntesis de dopamina por las neuronas en cerebro.

El tejido adiposo es el encargado de la secreción de la leptina, y sus niveles tienen una relación bastante visible con la carencia de apetito. Esta hormona también cumple un papel en la actividad física. Mientras más grasa contenga el alimento, se generará más leptina y menos nos apetecerá comer. Pero los hallazgos obtenidos por los investigadores de la Universidad de Montreal han demostrado que, en la motivación para correr, la leptina también desempeña un papel importante, esta motivación estaría relacionada con la búsqueda de alimentos.

>  Pólipos intestinales | Síntomas y tratamiento

En la actualidad se tienen muchos indicios de que las señales que envían la hormonas encargadas de controlar las actividades físicas y el hambre podrían tener un vínculo bastante estrecho. Luego de algunas investigaciones al respecto, se han encontrado suficientes indicios que señalan al deseo de saciar el apetito como un desencadenante que favoreció en gran medida para la evolución del ser humano en lo que ha correr se refiere. La participación en actividades físicas para hallar alimentos estaría fuertemente influenciada por la leptina.

Los investigadores estudiaron el comportamiento de ratones en jaulas con ruedas de carrera voluntaria. Estos ratones por lo común suelen recorrer el equivalente a grandes distancias

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top