Bienestar y Salud

La Talla del Niño en el Control Médico

Talla del Niño

Los factores genéticos de importancia para la Talla del Niño y el desarrollo del niño se reflejan en la talla de los padres. Los altos tienden a tener hijos altos y los de corta estatura, hijos bajos; así de sencillo. Sin embargo, se ha observado el curioso fenómeno llamado “regresión a la media”. Los padres altos tienen niños cuya talla es superior al promedio, pero menor a la de sus padres, y los padres de talla inferior al promedio tienen hijos cuya estatura es menor que el promedio, pero mayor que la de sus padres.

 

La tendencia a aumentar de estatura no es uniforme. Puede haber periodos prolongados sin ningún crecimiento y otros con rápidos incrementos. Generalmente en varios países se realiza un control de crecimiento, es una gráfica. Después de registrar una serie de tallas y pesos a distintas edades, los padres pueden visualizar el desarrollo de su hijo. Si es sumamente rápido o se interrumpe un largo periodo, será mucho más fácil observar esto en la gráfica que mediante las tradicionales marcas en la pared o en una puerta.

 

A los padres no debe preocuparles la comparación de la gráfica de Talla del Niño con las curvas “normales”. En algún momento durante su desarrollo, la mayoría de los niños estarán muy altos o muy bajos en cierto aspecto, porque el crecimiento es irregular. Casi siempre, el índice de crecimiento del niño es más o menos paralelo a las curvas de la gráfica, sin desviarse del original más de dos o tres líneas. Un periodo muy prolongado de crecimiento lento exige que se investigue la causa.

 

A muchos padres les preocupa que su hijo o hija sea demasiado bajo en una cultura que concede gran importancia a la estatura elevada. Algunos se han enterado de que la Hormona de crecimiento es un fármaco que aumenta la estatura.

 

Esta hormona, producida por la hipófisis, en efecto favorece el crecimiento, pero sólo es efectiva su administración en niños que padecen insuficiencia de esta misma sustancia, lo que es sumamente raro. Carece de efecto en el niño con hipófisis normal e incluso puede ser perjudicial.

To Top